Lo mejor de BP: La desigualdad de la temporada 2022

    Traducido por José M. Hernández Lagunes

    En 2017, presenté el Coeficiente Gini. Bueno, se lo presenté a algunos de ustedes; otros ya estaban familiarizados con él. El Coeficiente Gini, inventado por el actuario italiano Corrado Gini, mide la desigualdad dentro de una distribución. Gini creó el coeficiente para medir la desigualdad de ingresos o riqueza. El Coeficiente Gini varía de 0 (completa igualdad) a 1 (completa desigualdad). Esta es una aplicación estándar de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, un club de 36 países en su mayoría ricos. Este valor muestra el Coeficiente Gini en ingresos discrecionales, es decir, la desigualdad de los ingresos:

    OECD Chart: Income inequality, Gini coefficient, 0 = complete equality; 1 = complete inequality, Annual, 2021

    El Coeficiente Gini es aproximadamente igual a la mitad de la diferencia esperada entre los ingresos de dos ciudadanos al azar. Como puede verse en el gráfico, Eslovaquia, con una diferencia del 44%, fue la más igualitaria, seguida de Eslovenia, Chequia e Islandia, todas ellas con un 50%, utilizando los datos más recientes disponibles. Los más estratificados fueron Sudáfrica, con una diferencia del 124%, seguida de Costa Rica, con un 98%, y Chile, con un 92%. Estados Unidos, con un 76%, ocupa el séptimo lugar. No somos el número 1, ni cerca.

    En el artículo al que he enlazado anteriormente, utilicé el Coeficiente Gini para medir la desigualdad entre los jugadores de Grandes Ligas quienes batean cuadrangulares y roban bases. Voy a suponer que esto no es lo que Gini tenía en mente cuando ideó su métrica en 1912. Pero bueno, funcionó, aunque la aplicación fuera un poco exagerada.

    Aquí hay una aplicación que es menos exagerada: marcas de victorias y derrotas. Sí, no son lo mismo que la riqueza o los ingresos. Pero podemos comparar los porcentajes de victorias de los equipos en una temporada determinada en igualdad de condiciones, ya que todos juegan más o menos el mismo número de partidos, más fácilmente de lo que podemos comparar los totales de cuadrangulares de un jugador con 700 apariciones al plato y otro con 70.

    Hace cinco años, calculé los Coeficientes Gini para cada temporada—por separado por liga—desde 1901 (el año en que se estableció la Liga Americana) hasta 2017. He actualizado este análisis en 2018, 2019, 2020 y 2021. Hoy vemos a 2022. Y si crees que has visto algo sobre esto más recientemente, mi colega Rob Arthur analizó el equilibrio el mes pasado, utilizando diferenciales de carreras, probabilidades de postemporada y totales de victorias para presentar su caso. Los Coeficientes Gini son otra lente en la cuestión.

    Antes de mostrar los resultados, vamos a establecer un marco de referencia. En una liga de 12 equipos, si todos los equipos acaban con marca de 81-81, el Coeficiente Gini es de 0.00: igualdad perfecta. Si un equipo gana 92, otro 90, otro 88, etc., hasta llegar a uno que gana 70, el Gini sigue siendo bastante igual: 0.05. Si la mitad de los equipos ganan 162-0 y la otra mitad ganan 0-162 (lo sé, es imposible, pero sígueme la corriente), el Gini es de 0.50, es decir, es desigual, pero no al nivel de la desigualdad total.

    En los últimos 122 años, el Coeficiente Gini de las ligas oscila entre un mínimo de 0.048 y un máximo de 0.168.

    Aquí está la liga más desigual de la historia de la MLB, la Liga Americana de 1909.

    Equipo
    Triunfos
    Derrotas
    %G-P
    JD
    Detroit
    98
    54
    .645

    Philadelphia
    95
    58
    .621
    3.5
    Boston
    88
    63
    .583
    9.5
    Chicago
    78
    74
    .513
    20.0
    New York
    74
    77
    .490
    23.5
    Cleveland
    71
    82
    .464
    27.5
    St. Louis
    61
    89
    .407
    36.0
    Washington
    42
    110
    .276
    56.0

    Así es como se ve un Coeficiente Gini de 0.17 en el béisbol. Los Tigers, Athletics y Red Sox consiguieron casi la mitad de las victorias de la liga. Nadie más era bueno, y los Senators eran malos de dar susto.

    Este tipo de cosas ocurrían mucho en los primeros años del béisbol. De las 12 ligas más desiguales desde 1901, es decir, entre 244 temporadas de liga, la única posterior a la Segunda Guerra Mundial es la Liga Americana de 1954 (la cuarta más desigual; Cleveland ganó 111, Nueva York 103, Chicago 94, y ningún otro equipo ganó ni siquiera 70).

    Por el contrario, el único año de preguerra entre las temporadas más igualadas, según Gini, fue la Liga Nacional de 1915, que se vio mermada por la Liga Federal (que quebró después de la temporada).

    La liga más igualada de la historia fue hace sólo siete años:

    Equipo
    Triunfos
    Derrotas
    %G-P
    JD
    Kansas City
    95
    67
    .586

    Toronto
    93
    69
    .574
    2.0
    Texas
    88
    74
    .543
    7.0
    New York
    87
    75
    .537
    8.0
    Houston
    86
    76
    .531
    9.0
    Los Angeles
    85
    77
    .525
    10.0
    Minnesota
    83
    79
    .512
    12.0
    Cleveland
    81
    80
    .500
    13.5
    Baltimore
    81
    81
    .503
    14.0
    Tampa Bay
    80
    82
    .494
    15.0
    Boston
    78
    84
    .481
    17.0
    Chicago
    76
    86
    .469
    19.0
    Seattle
    76
    86
    .469
    19.0
    Detroit
    74
    87
    .460
    20.5
    Oakland
    68
    94
    .420
    27.0

    Por supuesto, no fue así como funcionó en la Liga Americana en 2015. Había tres divisiones, y los Royals ganaron la suya por 12 juegos y los Jays por seis. Pero la liga en su conjunto… esos equipos estuvieron muy cerca. La diferencia entre el primer y el decimoquinto equipo en 2015 fue menor que la distancia entre el primer y el sexto equipo en la temporada más desigual de todos los tiempos de la Liga Americana de 1909. El Coeficiente Gini para la Liga Americana de 2015 fue de 0.048. Las temporadas de 1974 y 2015 de la Liga Americana, junto con las de 1915, 1968 y 1983 de la Liga Nacional, son las únicas temporadas de la liga con un Coeficiente Gini inferior a 0.05.

    ¿Qué lugar ocupa la recién terminada temporada de 2022? Por un lado, tuvimos cuatro equipos con 100 victorias y cuatro con 100 derrotas. Por otro lado, sólo uno de esos equipos de 100 victorias llegó a la Serie Mundial. Pero volviendo a la primera mano… Sólo ha habido dos temporadas en la historia de la MLB con ocho equipos que eclipsaron los niveles de 100 victorias o 100 derrotas: 2022 y 2019. Sí, 30 equipos, pero no tuvimos más de cinco en una temporada en los años anteriores a los 30 equipos.

    La primera mano gana.

    El coeficiente de Gini para los porcentajes de victorias y derrotas en la Liga Americana fue de 0.090. En la Liga Nacional, fue de 0.112. Son cifras bastante altas para la desigualdad.

    En las 244 temporadas de la liga desde 1901 (creación de la Liga Americana), la desigualdad de la AL fue media, la 118ª más alta. La de la NL, sin embargo, fue la 48ª.
    En las 154 temporadas de liga desde 1946 (fin de la Segunda Guerra Mundial), la desigualdad de la AL fue la 47ª más alta, la de la NL la 14ª.
    En las 108 temporadas de la liga desde 1969 (juego divisional), la desigualdad de la AL ocupa el 24º lugar, la de la NL el cuarto.

    Estas son las 12 temporadas más desiguales de la Era Divisional:

    Temporada
    Liga
    Gini
    2019
    Americana
    0.131
    2018
    Americana
    0.125
    2002
    Americana
    0.116
    2022
    Nacional
    0.112
    2021
    Nacional
    0.1081
    1977
    Americana
    0.1077
    2001
    Americana
    0.105
    2003
    Americana
    0.104
    1993
    Nacional
    0.1031
    1970
    Americana
    0.1029
    2020
    Americana
    0.102
    2020
    Nacional
    0.101

    La Liga Americana de 1977 y la Liga Nacional de 1993 fueron años de expansión. La expansión de 1998 (Rays y Diamondbacks) no entra en la lista. La temporada de 2020 fue, bueno, ya sabes. Si lo echas, tienes las dos ligas de 1969, otro año de expansión. El nivel de desigualdad que hemos visto varios años en este siglo es peor que la mayoría de las temporadas de expansión y el año de la pandemia.

    Una de las críticas al béisbol del siglo XXI es la de los equipos que pierden adrede para reconstruir. Como se ha señalado, tuvimos cuatro equipos de 100 derrotas este año, como lo vimos en 2021, y 2019. Otros cinco perdieron 93 o más. En el otro lado, hubo cuatro equipos de más de 100 victorias, dos con 93 o más, y tres más en el rango de 90-92. Fue otra temporada de estrellas y segundones. Hubo exactamente una carrera por alcanzar el banderín. Las dos divisiones del Oeste fueron un paseo, y las dos divisiones centrales fueron de las peores de la historia. En un deporte en el que casi todos los equipos ganan dinero, es difícil ver qué hace este cambio. La Liga Americana de 2015 parece muy, muy lejana.

    The post Lo mejor de BP: La desigualdad de la temporada 2022 appeared first on Baseball Prospectus.

    Leave a Comment

    Blog Categories

    Recent Comments

    No comments to show.
    Ads
    Event Search: